Son equipos autónomos cuya principal característica es que disponen de micro cámaras entre Ø 5.5 mm a Ø16 mm capaces de introducirse por conductos y huecos de reducidas dimensiones. El alcance de los endoscopios ronda entre 1 metro y 8 metros (según modelo y configuración).

 

En endoscopio industrial telescópico es una categoría especial de boroscopio especialmente indicada para facilitar la inspección de forma cómoda y rápida en lugares en alturas fuera del alcance de la vista, como la inspección de zonas por encima de la cabeza o ras de suelo e incluso por debajo de los pies.

Los boroscopios con sonda semirígida, también llamado con memoria de forma, aportan un mayor control sobre la sonda por que permiten fácilmente mantenerla hacia el punto que se inspecciona visualmente.. Están especialmente indicado para inspecciones en huecos abiertos de cierta amplitud.

El boroscopio equipado con sonda flexible permite introducir la cámara fácilmente por mecanismos y sistemas sinuosos, adaptándose fácilmente a los cambios de dirección que se encuentra a su paso.