Los boroscopios para inspección en redes de tuberías y conductos se caracterizan por ser capaces de circular por el interior de estos sistemas y superar los cambios de dirección que en ellos se dan, además de poder inspeccionar largos tramos en una sola sesión de trabajo.

Su uso está muy extendido en sectores profesionales dedicados al mantenimiento, control y reparación de los sistemas de redes de tuberías y conductos.