Inspección de depósitos y contenedores con boroscopio

La inspección de depósitos con el boroscopio de percha telescópica es la forma más productiva para su control y mantenimiento.

Los tanques, contenedores, silos, aljibes o cualquier otro tipo de depósito, requiere de un control y mantenimiento para su correcto servicio. La inspección visual se hace necesaria y gracias al boroscopio de perchas telescópicas, esta tarea se realiza muy fácilmente y de forma segura para el operario.

Por lo general, la inspección se realiza introduciendo por una apertura del depósito la cámara sujeta a una sonda rígida y alargada, como una percha de longitud regulable o telescópica, mientras qué el operario desde fuera del depósito en un lugar seguro, puede visualizar y filmar en un monitor a color el interior del con detalle.

La inspección de un deposito requiere para una cámara con iluminación autónoma que pueda ser dirigida con facilidad hacia las paredes y zonas donde se pueden presentar problemas. Debido a que las dimensiones internas de un depósito o contenedor son espacios abiertos, se requiere un boroscopio de percha para llegar con facilidad a lugares distanciados o de difícil acceso.

La sonda qué introduce la cámara de inspección debe ser semirígido o con efecto memoria ya qué si es flexible no podrá controlar la cámara en el hueco. Esta percha es conveniente que se pueda ajustar a las dimensiones del depósito por lo que los sistemas telescópicos son los más apropiados para esta tarea. Entre las funciones habituales con las que se dota el boroscopio de percha telescópica se encuentra la de filmación de vídeo y la de captura de imágenes digitales.

Esperamos qué con estas breves indicaciones le ayudemos a darle una orientación acerca de cómo elegir un boroscopio para la inspección de tanques, depósitos o contenedores cerrados y recuerde qué puede contactar para resolver sus dudas o consultas.