Inspección y mantenimiento de chimeneas con cámara de vídeo

En este artículo se consideran brevemente diferentes aspectos relativos a la inspección de chimeneas con cámara CCTV o boroscopio.

Una chimenea que no sea inspeccionada con regularidad, plantea peligro para el área que la rodea y su reparación puede alcanzar un coste muy elevado.

La posibilidad de introducir una cámara de vídeo por el conducto de gases aporta grandes ventajas, tanto para el mantenimiento correctivo ante un mal funcionamiento como para el mantenimiento preventivo.

¿POR QUE ES NECESARIA LA INSPECCIÓN? El propósito de la inspección es determinar las condiciones de funcionamiento de la chimenea, tanto por el exterior como por el interior, con objeto de intentar predecir los deterioros que se producirán, así como las reparaciones necesarias a largo plazo. Los resultados de una inspección proporcionan datos para el mantenimiento de la chimenea. Es necesario realizar con regularidad la inspección de una chimenea por las razones siguientes:

  • Por seguridad
  • Para una emisión adecuada de gases
  • Para detectar los daños en su fase inicial, y así evitar reparaciones más costosas
  • Para evitar los inconvenientes que supone la paralización de su servicio

¿QUIEN DEBE REALIZAR LA INSPECCIÓN?

La inspección se deberá llevar a cabo en inspecciones periódicas por personal experimentado en supervisión de trabajos de este tipo, especialmente preparado y con el equipamiento adecuado, ya que se suele realizar en lugares altos donde se incrementa el riesgo de accidente.

El equipo para inspección con cámara de video debe ser ligero, reducido en tamaño y fácil de utilizar para no suponer un impedimento su empleo en lugares como cubiertas o tejados.

¿QUE DEBEMOS VER EN LA INSPECCIÓN INTERNA DE LA CHIMENEA?

Las chimeneas están en permanente deterioro por su exposición a las inclemencias del tiempo y causas ambientales. son problemas comunes la condensación de ácidos que atacan al fuste. la acumulación de hollines, el deterioro de los materiales o la forma en cómo están construida las distintas partes de la chimenea o los atascos producidos por la invasión de animales.

La inspección visual con cámara de vídeo es una ayuda muy útil porque permite hacer un diagnóstico certero sobre los problemas que presenta la chimenea y el alcance de los mismos.

La grabación de la inspección en vídeo ofrece un documento de gran valor para mostrar cuando los daños deben ser juzgados por otros y una irrefutable prueba para verificar las acciones correctivas o de mantenimiento una vez han sido realizadas.

Es interesante que el equipo de inspección visual disponga de un micrófono para registrar comentarios de voz a la vez que se graba el vídeo, para así recordar cualquier cosa interesante que se observe.

Debido a que realizar croquis no suele ser fácil hacer en el momento de la inspección, es muy recomendable que el equipo de inspección para chimeneas pueda realizar capturas de imágenes de igual forma a como lo haría con una cámara fotográfica.

TECNOLOGÍAS UTILIZADAS EN INSPECCIÓN DE CHIMENEAS CON CÁMARA DE VÍDEO

Podemos distinguir dos tecnologías como las más usuales en la  inspección de chimeneas con cámara de vídeo:

  • Inspección vertical o cámara en caída por gravedad: Se trata de dejar caer verticalmente la cámara por su propio peso por la abertura superior o boca de la chimenea. Este tipo de inspección recomienda cámaras con alta calidad de imagen que pueden ser orientadas en cualquier dirección, disponer de una fuente lumínica suficiente para abarcar el hueco y un zoom para observar los detalles.
  • Inspección con cámara empujada: Es una cámara que se  introduce en la chimenea empujándola manualmente mediante un cable con cierto grado de rigidez, lo que permite la inspección en conductos inclinados, con cambios de dirección o incluso desde abajo hacia arriba. Aunque existen cámaras orientables, lo habitual en estos equipos es utilizarlas en conductos de reducido diámetro por lo que la cámara de visión axial suele ser suficiente para una correcta inspección panorámica del conducto.

La tecnología de inspección en chimeneas con cámara de circuito cerrado de televisión CCTV aporta la posibilidad allí donde el ojo a simple vista no alcanza lo que la hace insustituible en las labores preventivas y para la localización precisas de aquello que está causando problemas de funcionamiento, además de ser un instrumento que permite al profesional realizar su trabajo de forma más productiva y segura.

Fuente: © Consejo Superior de Investigaciones Científicas