La emergencia es un factor importante para que el cliente elija tus productos o servicios. Ofrecer una respuesta adecuada al problema del cliente hace que, además de ganar el trabajo, conquistes su confianza y mejores en reputación profesional.


Una vez que el cliente ha contactado con una urgencia, debes hacer lo posible por responder a su problema de forma rápida y personalizada pero si no podemos atenderlo en ese momento, asegurate que tu cliente sepa que has recibido el aviso y que responderás a la mayor urgencia. Habilita canales de comunicación directa, el teléfono es el más inmediato pero también son útiles las aplicaciones de mensajes directos para móviles o los de mensajerías disponibles en redes sociales.

Los problemas que generan urgencia suelen provocar tensión y malestar al cliente por lo que debes generar un ambiente de confianza y seguridad. Informa detalladamente cómo vas a solucionar su problema, así como las técnicas, instrumentos o tecnologías que vas a emplear para solucionarlo. Es muy probable que tu cliente ya se haya informado previamente por su cuenta y que tu información sirva para reforzar la idea de que está frente a la empresa adecuada.

Siempre que sea posible refleja todo en un presupuesto, esto establecerá las bases para resolver amistosamente los imprevistos que pudieran surgir. Informa siempre de la forma más precisa y aporta pruebas o descripciones que el cliente comprenda inequívocamente.

Una vez el problema ha sido solucionado es el momento de explicar al cliente todo con detalle, a ser posible sobre el terreno o con pruebas visuales como fotografías o grabaciones de vídeo. Devuelve las piezas reemplazadas por las nuevas instaladas y da las recomendaciones oportunas para que no vuelva a reproducirse el mismo problema u otros que hayas podido detectar.

Por último y muy importante para su imagen profesional, haga un seguimiento de la intervención realizada. una vez transcurrido un tiempo desde la intervención, envía a tu cliente un mensaje consultando si todo está a satisfacción.

Siguiendo estas recomendaciones y resolverás positivamente los inconvenientes que surjan, presentándote como un profesional responsable y capacitado de confianza y fidelizando al cliente para futuros trabajos o recomendaciones a otros posibles clientes.